pedir ayuda a tiempo

Da el primer paso: la importancia de pedir ayuda a tiempo

“Pedir ayuda es el primer paso”… así podría terminar cualquier artículo referido a adicciones. Y si bien es cierto, hoy vamos a abordar las preguntas inmediatas que surgen tras esa reflexión… ¿Y después qué?¿De qué forma pedir ayuda?

¿Cómo confiar un tema tan sensible y personal como nuestra adicción, a personas que no conocemos?¿Por qué hacerlo?

Lamentablemente “pedir ayuda”, muchas veces implica haber atravesado situaciones dolorosas o sentir que hemos “tocado fondo”. Es esperable que un/a adicto/a que pide ayuda, lo haga en un momento de crisis en el que toma real conciencia que tiene un problema de adicción que no puede afrontar solo/a.

Consideramos que ese momento de revelación, es un paso fundamental en el que queremos hacer hincapié. Es quizá el inicio del camino que debemos atravesar para volver a ser nosotros mismos. Ese proceso de entender que necesitamos ayuda, es tan importante como el momento en el que la pedimos.

¿Cómo abordamos a quienes piden ayuda por primera vez?

Un eje fundamental de nuestra clínica, es que nuestro personal no pretende hacer un juicio sobre las personas adictas, por el contrario, comprendemos las situaciones que pueden llegar a atravesar, entendemos lo doloroso que es para ellas sentirse solas, incomprendidas y sobre todo entendemos que la adicción es una enfermedad y por lo tanto debe ser tratada como tal.

Por eso contamos con un sistema de urgencias telefónicas las 24 Hs. y con un equipo de profesionales para abordar el tema de forma interdisciplinaria. Para nosotros, un profesional no es solo alguien que sabe reconocer patrones de adicción, ni tampoco una máquina que brinde fórmulas para “dejar de ser adicto/a”.

Entendemos el rol importantísimo que juega la parte humana y de relaciones sociales, y en base a eso realizamos un fuerte trabajo de contención y empatía, enfocándonos en abordar todos esos aspectos humanos que a muchas personas adictas les cuesta afrontar: pensamientos negativos, depresión, ansiedad, sentimiento de incomprensión, soledad, etc.

Confiamos en el abordaje psicológico como una herramienta fundamental para ayudar a atravesar el difícil proceso de la rehabilitación. Entendiendo que rehabilitarse, significa también cuidar y fortalecer el aspecto emocional, reformular la manera en la que nos vinculamos con nosotros mismos, con nuestros seres queridos y con el mundo en general.

Pero entonces… ¿por qué pedir ayuda a un profesional en adicciones?

Porque conocemos de primera línea el destrozo que genera cualquier abuso de sustancias, tanto a nivel físico como psicológico y emocional, y nos preparamos para poder abordar estos aspectos profesionalmente y de modo integral.

Nuestra experiencia nos dice que, muchas veces, las personas adictas manifiestan que no pueden acudir a sus familiares o seres queridos ya que no entienden por lo que están atravesando o porque su adicción los fue alejando de ellos. Y eso es algo esperable… ya que, en general, esas personas no cuentan con las herramientas ni los conocimientos para poder ayudarlos.

En este sentido, y entendiendo a la adicción como una enfermedad crónica que reside en el cerebro de los adictos, la ayuda debe ser tanto a nivel médico como psicológico y emocional.

La adicción es una enfermedad multicausal y sus efectos tienen ramificaciones en todos los aspectos de nuestras vidas y las vidas de nuestros allegados. Abordar un solo aspecto de la adicción es algo que difícilmente tenga resultados positivos a largo plazo.

En FORUM, brindamos asistencia de terapeutas, psicólogos, entrenadores deportivos y personal específico para ayudar en la re-vinculación familiar, porque creemos firmemente que sólo un abordaje integral puede generar cambios verdaderos en las personas adictas.

¿Cómo dar los primeros pasos?

El tratamiento contra las adicciones requiere de un cambio psico-emocional, que se realiza en terapias grupales ¿por qué? Porque la adicción es una enfermedad que necesita la empatía de otros adictos y de profesionales que nos ayuden a gestionar todas esas emociones. Solo de esa forma el adicto se sentirá familiarizado con el proceso y con mayor libertad para hablar, contar su experiencia, romper la coraza emocional que muchas veces se genera y empezar la sanación.

Conclusiones finales

Entonces, pedir ayuda es el primer paso, pero es un paso igual de importante que continuar con el tratamiento, de realmente comprometernos con nuestro bienestar, de tomar conciencia que ese no es el rumbo que queremos para nuestra vida y actuar en consecuencia. Y para eso debemos entender que, si somos adictos, sufrimos una enfermedad crónica con la cual tendremos que lidiar de por vida.

Nosotros podemos acompañarte en ese proceso, en dar los primeros pasos y en volver a recuperar tu vida. No dudes en consultarnos. Estamos para ayudarte.

Ana Ces 
Coordinadora de Programas de Fundació Fòrum