shabú

Shabú ¿Drogas nuevas?

Shabú: “La droga de los pobres”

Es el nombre que se le da a la metanfetamina cristalina en Filipinas, es conocida como “la droga de los pobres” y se consumía fundamentalmente en Asia, en muchas ocasiones para afrontar las largas jornadas de trabajo.

Con muchas sustancias se le da el concepto de nuevo o exótico pero en realidad son alteraciones de las drogas bases ya conocidas, en este caso, el shabú proviene de la metanfetamina.

 

Shabú: una de las drogas más peligrosas del mundo

Esta sustancia está incluida en la lista II, por la Convención Internacional de Psicotrópicos por su alto potencial de adicción, y considerada dentro de las drogas más peligrosas del mundo por encima de la heroína y del LSD.

Sus efectos recaen en el sistema nervioso dónde a corto plazo produce insomnio, irritabilidad, agresividad y paranoia. Concretamente, cuándo se reduce su efecto, produce contracción espasmódica de los músculos, sudoración, alucinaciones y en cuanto empieza a remitir la euforia, brotes de psicosis y violencia, entre otros efectos.

Los efectos a largo plazo son aún más dañinos ya que esta sustancia erosiona los vasos sanguíneos que llegan al cerebro, generando síntomas parecidos a los del Parkinson. También produce pérdida de la dentadura, inicialmente tomando un color grisáceo hasta que se caen. 

 

¿Cuáles son sus efectos?

Para poder entender hasta qué punto es peligroso el consumo de esta sustancia, podemos clasificar los efectos en orgánicos y psicológicos.

Sus efectos clínicos orgánicos son:

Patología cardiovascular: Síndrome coronario de infarto de miocardio, disensión aórtica aguda o muerte súbita.

Complicaciones cerebrovasculares: ictus isquémico, hemorragia cerebral y subaracnoidal. 

Neurotoxicidad

Enfermedad de Parkinson

Enfermedades infecciosas: VHC, CIH, tuberculosis.

Muerte: Edema pulmonar, hemorragia cerebral, fibrilación ventricular, fallida cardíaca aguda, hiperpiréxia, sépsies, aspiración del vómito.

 

Sus efectos y defectos clínicos psiquiátricos:

Psicosis (un 23%)🡪 Pérdida de contacto con la realidad, alucinaciones sensitivas, persecutorias…, labilidad emocional, agitación, agresividad.

Depresión🡪 Un tercio de los consumidores lo han sufrido en algún momento de su vida. Los síntomas depresivos se reducen después de 12m de abstinencia, el uso de la sustancia en la adolescencia se asocia a depresión cuándo son adultos.

Ansiedad🡪 El 50% de usuarios de esta sustancia presentan ansiedad antes de iniciar su consumo, el 75% sufren ansiedad severa después de su consumo.

Comportamiento violento (criminal).

 

Viendo esto, podemos pensar, entonces…

 

¿Cuál es su efecto “placentero”? 

El usuario que lo consume puede experimentar durante 6 horas llegando hasta doce, un drástico aumento de la energía corporal (hiperactividad) y sensación de euforia y nerviosismo, ausencia de hambre o de sueño. Por ello, en países como Filipinas (entre muchos otros), lo utilizaban para aguantar las largas jornadas de trabajo. Pero cuándo se vio los efectos negativos y además con rapidez que ésta causaba, tomaron medidas para intentar erradicar esa sustancia.

 

Desde Fundación Fòrum Terapèutic trabajamos la prevención de adicciones en el ámbito laboral, escolar y deportivo, facilitando información y formación sobre los riesgos y consecuencias del consumo de tóxicos. 

 

Por otra parte, en Fòrum Terapèutic también trabajamos diariamente para la rehabilitación de la drogodependencia, dónde hay plazas subvencionadas por Fundació Fòrum Terapèutic.

Elisabet Céspedes Borrisser
Psicóloga Sanitaria y directora de programas
Col. 25847

About the Author :

Leave a Comment

START TYPING AND PRESS ENTER TO SEARCH