Familia y entorno

Familia y entorno

El escenario en el que se encuentra una familia cuando detecta un caso de adicción, además de desconsolador y desesperante, está lleno de complejidad en cuanto al desconocimiento del abordaje.

Todas las situaciones provocadas por un adicto en su entorno más inmediato comparten un denominador común:

la existencia de un rol de conducta que afecta extensivamente a todos los miembros del sistema familiar, generando alteraciones en el funcionamiento del mismo; es decir, aparece un problema nuevo añadido que afecta al núcleo de convivencia.

Consecuencias en la salud

Nula motivación por las cosas (síndrome amotivacional)
Sintomatología ansioso depresiva
Sintomatología paranoide
Hipertensión, cefaleas, ulceras
Pérdida del apetito o compulsión por la comida
Alteración del sueño
Cambios de humor euforia/disforia
Irritabilidad
Impulsividad
Sentimiento de culpa
Preocupación, miedo, confusión

Consecuencias dentro de la familia

Reorganización de roles
Incremento de las tensiones familiares
Alteraciones en la comunicación
Discusiones frecuentes
Pérdida del control en situaciones extremas

Consecuencias sociales

Aislamiento de la familia y amigos
Reducción de las actividades de ocio
Miedo al rechazo
Negación y ocultación de la problemática

Consecuencias económicas

Incremento del gasto económico
Deudas
Mala gestión económica
Juego
Prostitución

Consecuencias laborales

Disminución del rendimiento laboral
Dificultad de concentración
Ausencias injustificadas
Horas extras para sufragar gastos

START TYPING AND PRESS ENTER TO SEARCH