¡Me he dejado el móvil!

Te levantas por la mañana, sales de casa y te das cuenta de que te has dejado el móvil.

¿Qué harías? Seguramente lo que muchos. Darías media vuelta y volverías a casa a por él.
El móvil se ha convertido en una herramienta necesaria porque realmente nos facilita mucho la vida.

Nos permite acceder prácticamente a todo con un simple clic. Podemos hablar con un familiar que se encuentra a miles de kilómetros, consultar las noticias, jugar en red y, entre otras cosas, enviar un mail o un mensaje. Es un dispositivo que nos acerca a los demás y nos permite compartir información de una forma sencilla e inmediata.

Es esta misma inmediatez la que engancha y la que genera ansiedad a quienes se han acostumbrado a las respuestas y reacciones rápidas que traen consigo las nuevas tecnologías.
Estar pendiente de quién sí y de quién no le ha dado un like a la foto que acabas de subir, sentir impaciencia porque el otro no contesta al momento tu mensaje de WhatsApp, ponerte nervioso porque ves a alguien en línea que no contesta, comprobar compulsivamente si hay notificaciones nuevas, angustiarte cuando el móvil no tiene batería o se queda sin cobertura… Muchas personas viven todo esto como si padeciesen una especie de síndrome de abstinencia.

Aunque no haya sustancia física, estamos hablando de adicción. La persona experimenta un cambio en sus emociones, en sus comportamientos e incluso en su forma de pensar cuando no tiene cerca su móvil o no recibe en sus redes las interacciones que espera.
Las adicciones son una necesidad de algo, en este caso de unas respuestas relacionadas con el uso de los smartphones.

Sé más inteligente que tu teléfono.

Es importante que sepas que hacer un uso más saludable de tu teléfono móvil tiene beneficios físicos y emocionales. Ten en cuenta estos tips, pueden serte de gran ayuda:

  • Dedicar atención plena a la familia y amigos en los encuentros cara a cara: no llevar el móvil o ponerlo en modo avión.
  • No entrar en las reuniones con el teléfono.
  • Apagarlo durante el día en los tiempos de descanso y no mirarlo justo antes de ir a dormir: desconectar de verdad para descansar.
  • No usar el móvil en mitad de las tareas en las que la atención es clave.
  • Desactivar las notificaciones y los sonidos de mensajes o grupos que no son urgentes.
  • Comer sin móvil. Concéntrate en la comida y en disfrutar de ese momento con quien tengas a tu lado.
  • Por tu seguridad, si conduces no estés mirando el teléfono.

Pide ayuda

¿Te has sentido identificado al leer lo que te hemos contado? ¿Has reconocido el comportamiento de algún amigo o familiar que pueda necesitar ayuda?

En Forum Terapeutic podemos echarte una mano. Apostamos por un tratamiento psicológico, cognitivo y conductual, basado en terapias grupales, individuales y psicoterapia personalizada para que el paciente pueda encontrar una solución a su problema.

Elisabet Céspedes
Psicóloga Sanitaria y Directora de programas de Fundació Fòrum Terapèutic
Col. 25847

About the Author :

Leave a Comment

START TYPING AND PRESS ENTER TO SEARCH